Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Sinfonía de agua entre Pineta y la Larri

Llanos de la Larri

Los llanos de la Larri son un buen destino para una jornada de senderismo, siempre que el tiempo no sea extremo. En el puente de la Inmaculada se dio una buena coyuntura meteorológica y se pudo pisar un poco de nieve, subir y bajar sin problemas, y disfrutar de un paisaje espectacular.

Nuestro destino de hoy está en Pineta. Debemos llegar hasta Bielsa por la A-138 desde Aínsa y luego seguir hacia el norte, tomando el primer desvío señalizado, a la izquierda, antes de un pequeño túnel. Javierre de Bielsa, el embalse de Pineta, el paisaje salpicado de nieve este año como pocas veces y ya llegamos.

Hay que dejar el coche en el aparcamiento de la pradera de Pineta y seguir las indicaciones. Hay tras tres alternativas para llegar al destino de hoy. Mezclarlas puede ser interesante. Todas están bien señalizadas.

Última cascada del Cinca antes de llegar a la pradera de Pineta

Se puede comenzar el paseo por un camino que se aproxima a la parte izquierda de las murallas rocosas de Pineta. La nieve se había helado y, aunque no era mucha, hacía lento el caminar. Era cuestión de buscar las pisadas del senderista anterior para agilizar el paso. Subiendo continuamente, llegamos a una primera parada. La última cascada del Cinca antes de llegar a la pradera de Pineta y el paisaje que había sobre ella de las cimas del valle desde otra perspectiva alegraban la retina y el espíritu.

Poco después, había una señal que dirigía a la cascada del Cinca, o de Marboré, pero declinamos la invitación y continuamos por el camino, ya en el otro lado del valle, con sol y sin nieve. Entretenidos con el paseo, pasando sobre la cascada seca del barranco de Montaspro, casi sin pensarlo, llegamos a una de las cascadas de la Larri. Punto de romería porque aquí confluye con el camino por el que subíamos el sendero que asciende desde las cercanías del Parador Nacional, acompañando al agua que baja de la Larri en todo momento.

Cascada donde confluyen camino y sendero

Enseguida llega un nuevo enlace con el sendero que sube desde la ermita de la Virgen. Son las otras dos alternativas para completar este paseo. En este punto, puede dejarse el camino y acortar por el GR-11, que traza una línea más directa para llegar a los llanos de la Larri, primer destino de hoy. Depende del ardor senderista de cada cual.

Telón de fondo para los llanos de la Larri

Estamos en la Larri. Vemos el fondo del valle de Pineta desde otro ángulo y a más altura. Otro aliciente. Nos queda un último tramo hasta llegar al fondo de este nuevo valle y disfrutar de otra cascada, espectacular, que será banda sonora para acompañarnos en el siempre importante momento del bocadillo.

Cascada de la Larri

Reconfortados material y espiritualmente con semejante paisaje, bajamos por el GR-11 hasta ese punto donde podemos seguir directos a la ermita, si no tenemos mayor interés, o volver a la cascada de la Larri que hemos visto subiendo y descender junto a su cauce durante media hora, por una serie interminable de escalones marcados con madera y varios miradores para fotos, videos, selfies y otros menesteres tan tradicionales últimamente.

El agua del barranco de la Larri y sus cascadas generan imágenes muy atractivas

Nos despedimos de las cascadas del río de la Larri, que nos han acompañado desde el puente hasta la misma pradera de Pineta, y acabamos el paseo. Impresionante.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: