Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

El poder de un sobre del Banco Hispano Americano (aunque no sean las diez)

En una reunión familiar es fácil que la imaginación vuele si alguien, normalmente con edad avanzaba, abre un cajón y saca un sobre con fotos y recordatorios. La cosa puede hasta acabar en una canción si resulta que el sobre que guarda el archivo es del Banco Hispano Americano. Ya está. «Y nos dieron las diez», de Joaquín Sabina.

Narra lo que le ocurrió al cantante con una joven en un pueblo con mar, una noche después de un concierto. La había conocido cuando ella estaba tras la barra del único bar que permanecía abierto. Al año siguiente volvió y «no había nadie detrás de la barra del otro verano. Y en lugar de tu bar me encontré una sucursal del Banco Hispano Americano».

Mira, todavía quedan sobre útiles del banco sobre una de cuyas sedes Sabina tiró varias piedras –musicales, claro- porque le había amargado un posible reencuentro. La japonesa que todo lo ordena no hubiera encontrado el sobre porque todo lo tira. Pero no hubiera disfrutado de esta canción una vez más. Bueno, una vez, no. Ahora no se me va de la cabeza. Todo por un viejo sobre del Banco Hispano Americano. A ver que hora me da a mí.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: